viernes, 31 de marzo de 2017

¿Estamos Ante Una Crisis Metodológica en la Enseñanza del Inglés en el Perú?

Por Mayra Yaranga Hernández.

En nuestro contexto educativo, es común que los docentes de inglés como lengua extranjera experimenten un grado de impotencia ante los desafíos que presenta esta actividad. Constantemente están buscando solución a estos problemas, tratando de encontrar un método, una técnica o una actividad lúdica que los resuelva. Sin embargo, las soluciones suelen ser “parches” ante una realidad inconmensurablementemás compleja. Los actores principales son, evidentemente, los mismos docentes y las instituciones educativas.
En primer lugar, es necesario que el docente practique una autoevaluación. ¿En qué medida es posible argumentar las decisiones que se toman en el aula? Por ejemplo, si se utiliza un video, una canción o un juego, ¿Podría todo docente justificar por qué y para qué lo ha utilizado? ¿Sabríafundamentar su uso del tiempo en clase para dedicarlo a determinadas actividades? ¿Conseguiría encontrar una relación sensata entre los objetivos de la clase y dicha actividad o material? ¿Lograría interiorizar los detalles de la retroalimentación que se le brinda, y reflejar esto en clases posteriores? Por otro lado, a menudo se exige al docente utilizar la tecnología en clase. ¿Está el docente capacitado específicamente para utilizar la tecnología de manera que ésta no se convierta en el centro de la clase, sino que sea un apoyo para unas bases metodológicas bien constituidas? Es necesario que el docente realice una labor intensiva de reflexión, de autocrítica constructiva y que reavive su lado investigador para que logre respuestas efectivas ante las situaciones que enfrente en su quehacer diario.
Es aquí donde la responsabilidad de las instituciones educativas es fundamental. Si se desea que el docente adquiera un rol activo en su propio desarrollo metodológico, también es de vital importancia generar las condiciones adecuadas para que esto se dé dentro del propio entorno laboral. ¿Es tal cosa posible cuando un docente trabaja de 8:00 a 4:00 sin parar, con un receso de 15 o 30 minutos para el almuerzo? ¿Podrá el docente reflexionar sobre su clase cuando también se le asignan tareas fuera de los cursos que imparte, tales como cuidar los patios, coordinar actividades extracurriculares o preparar materiales para un festival? ¿Existe tiempo para que los docentes del área de inglés se reúnan y definan estrategias a corto, mediano y largo plazo, o acuerden la metodología por utilizar? ¿Es posible para los docentes capacitarse fuera del horario de trabajo con la remuneración que reciben mensualmente considerando que muchas veces trabajan en las tardes y noches? Si bien se afirma constantemente que el maestro debe adaptarse al mercado actual, podríamos preguntarnos si el mercado actual propicia el desarrollo del docente.
En conclusión, tanto los docentes como las instituciones educativas deben revisar cuidadosamente su enfoque ante el desarrollo docente. Sólo partiendo de los puntos básicos mencionados anteriormente se logrará una reflexión coherente y efectiva que logre dar solución a los problemas metodológicos que se puedan presentar en cualquier contexto educativo.
¿Es posible superar las limitaciones en el plano metodológico?
¿Cómo podemos afrontar esta situación?
Biodata
Mayra Yaranga (1985) cuenta con estudios completos de Doctorado en Educación en la UNIFÉ; posee el Grado de Magíster en Medios, Cultura e Identidad por la Universidad de Roehampton (Londres) revalidado por la PUCP, el Grado de Bachiller en Educación por la UPCH y el Título de Licenciada en Idiomas por el IPNM. Actualmente se desempeña como IELTS Trainer y  Miembro del Àrea de Investigación en el Centro de Idiomas de la Universidad del Pacífico. Asimismo coordina los cursos de ESP y es Directora del Centro PRE en Unife. Ha publicado artículos en los campos de enseñanza del inglés y estudios culturales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario